TV-Literary

La videoliteratura es un concepto relativamente nuevo y quizá fue acuñado por los surrealistas, al momento en que Luis Buñuel toma la cámara para realizar lo que es considerado el primer filme experimental no narrativo: Le Chien Andaluz. En el que efectivamente no aparece ningún perro y sólo algo de la filmación sucede en Andalucía. La edición es onírica y en palabras de su autor es más que un filme, un poema de amor, un sueño, un viaje al mundo de las palabras en movimiento.

La videoliteratura emplea la palabra como instrumento; convierte a la cámara en la pluma, lápiz o máquina de escribir -y por supuesto hoy en día al ordenador-, y a la tecnología en papiro, papel o libro. Su intención principal es literaria y después videística y no a la inversa, como sucede en la mayoría del material procesado a través de una cámara de video. En la videoliteratura, las tomas son las palabras, las secuencias las oraciones y las disolvencias los puntos, comas o paréntesis según se necesite.

Hace uso de tres elementos fundamentales para que suceda. En primer lugar de la palabra; oral y/o escrita en pantalla. Del sonido, ruido o música o de los tres. Y por último, de las imágenes, además de los colores y los efectos. Puede incluir actores o no, una producción complicada o minimalista y puede incluso carecer de un hilo narrativo si semánticamente funciona. Se juzga con los elementos de la literatura y los del video. Por definición es experimental y por naturaleza visual y fonológica. No pretende ser, ni se acerca al cine; pero si al poema, al aforismo, a la metáfora, a la oda, al relato, a la misiva y al cuento corto. Es sencillamente otra forma de escribir.

VIDEOS on >>>>>>>>>>

Leave a Reply

Your email address will not be published.